Higiene Industrial.

La higiene industrial tiene en la actualidad un gran compromiso institucional, cuyo objetivo es contribuir al correcto desarrollo humano en el ambiente laboral en su conjunto.

La higiene industrial tiene como objetivo cuidar la salud del trabajador con el fin de optimizar su tarea y el desarrollo humano y profesional en el ambiente de trabajo. En términos generales la higiene industrial es una técnica de prevención de enfermedades laborales. Una correcta implementación de la higiene tiende a estudiar y modificar el ambiente físico, biológico o químico de trabajo para lograr evitar la aparición de enfermedades laborales. La modificación de ciertas conductas profesionales son tendientes a mejorar el clima de trabajo y distintos factores que por alguna razón pueda afectar el correcto desempeño del profesional u ocasionar una enfermedad producto de malas posiciones o de la exposición constantes a factores climáticos o geográficos.

El medio ambiente laboral.

El cuidado del medio ambiente laboral es fundamental en el cuidado de la higiene industrial. Además se debe tener en cuenta que en la implementación de la higiene laboral, se desarrollan técnicas encaminadas a optimizar o evitar modificaciones del contexto laboral. La finalidad de estas reglas y normas es mejorar las condiciones del ambiente laboral, observando y regulando los factores de ventilación, humedad, temperatura, presión, ruidos, malas posturas, esfuerzos de visión y otras situaciones. Y manteniendo el ambiente de trabajo exento de contaminantes físicos, químicos y biológicos, o si las particularidades laborales lo indican, conservándolos en límites tolerables para la salud.

Riesgos de trabajo.

Son diferentes los riesgos laborales que pueden ocasionar perjuicios en la salud del individuo. El objetivo de una correcta implementación de la higiene laboral es conservar la buena salud del profesional y lograr un equilibrio oportuno y beneficioso en las características de la jornada laboral. Siempre que se desarrollen normas de higiene laboral con eficacia el clima de trabajo y la performance del trabajador mejoran en forma considerable. Normalmente se clasifican los riesgos de trabajo en cinco tipos, seguridad, agentes físicos, contaminantes químicos, agentes biológicos y tensiones ergonómicas. El cuidado de la postura en el trabajo también forma parte de las normas de higiene. Es función de los mandos medios y superiores de la institución indicar y hacer cumplir las normas de higiene laboral; además debe existir un compromiso institucional para establecer las normas y el cuidado del equipo humano de tareas. Lograr un correcto cuidado del profesional ayuda a evitar posibles enfermedades laborales relacionadas directamente con la actividad realizada por el profesional. En términos concretos, las enfermedades profesionales no son imprevisibles, tampoco son producto del azar, en su mayoría son consecuencia de las condiciones preponderantes en el ambiente de trabajo o de las actividades de los trabajadores, implementar reglas correctas de higiene laboral minimizan estas situaciones.

2007 Seguridad e Higiene.
info@seguridad-e-higiene.com.ar